Estadísticas avanzadas en la NBA

estadísticas avanzadas

Qué son las estadísticas avanzadas en baloncesto

Muchos venís escuchando y leyendo sobre el término “Estadísticas Avanzadas” en relación con el deporte que amamos, pero no sabéis del todo a qué hace referencia este término. Vamos a intentar dejarlo claro.

Stadísticas Avanzadas Online

Evidentemente, lo que más curiosidad sacia en relación con este tema es poder echar una ojeada a las estadísticas avanzadas de la NBA, que la misma liga nos muestra online aquí para los jugadores, y aquí las estadísticas online para los equipos.

Hay otras páginas que nos ofrecen estadísticas avanzadas online, igualmente, como la archiconocida página www.basketball-reference.com, y hay que decir que, posiblemente, se muestran de una manera más adecuada que en la página de la NBA.

En el baloncesto de hoy en día, los entrenadores, en muchos casos, guiados, aconsejados o, incluso, empujados por un equipo de analistas que aconsejan sobra las nuevas tendencias del juego, se adentran en adecuar los sistemas de juego para conseguir lanzamientos a canasta que tengan mayores porcentajes de acierto, al mismo tiempo que se minimizan las ventajas que se le dan al contrario.

Evidentemente, los dos tiros que, en una cancha de baloncesto, interesan más a un equipo, son los tiros de dos cerca del aro, y los tiros de tres que, aunque tienen un porcentaje de acierto inferior, en general, al tiro de dos, su valor superior en un 50% hace que sea un tiro realmente interesante.

Pero esto es un tema que tiene que ver más con la maximización de recursos, que con las estadísticas avanzadas en sí.

Las estadísticas avanzadas nos muestran, generalmente, aspectos del juego de los jugadores que pasan un tanto desaparcibidos o que, en general, no han sido tan tenidos en cuenta en el pasado, cuando se llevaban estadísticas que podríamos llamar clásicas.

 

estadísticas avanzadas

PER

La estadística avanzada que más llama la atención, o de la que más se habla, es el ya conocido PER (Player Efficiency Rating – Índice de Eficiencia por Jugador), que es una medida estandarizada de la producción por minuto de cada jugador (la media en la liga es de 15). El PER se calcula por la suma de todos los factores positivos realizados por un jugador en ataque, y la resta de todas sus contribuciones negativas. En el PER hay que tener en cuenta dos importantes factores. Primero: es un índice calculado por minuto jugado, para así poder comparar los números de jugadores que disputan una cantidad dispar de ellos. Segundo, y casi más importante: es un índice que tiene en cuenta el número de posesiones que un equipo realiza en un partido. Esto es así para que los jugadores que juegan en un sistema “lento” no se vean perjudicados al compararlos con aquellos que juegan en un sistema “standard”, y que los que juegan en un sistema “rápido” no se vean favorecidos igualmente en comparación con el resto.

Como curiosidad, debemos decir que, en este orden, los cinco jugadores que ocupan los cinco primeros puestos en el PER en estos momentos son: Russell Westbrook, Kawhi Leonard, James Harden, Kevin Durant y Anthony Davis, con Lebron James sin aparecer hasta la octava posición.

TSP

La segunda estadística que más llama la atención, o que resulta más importante en las estadísticas avanzadas de la NBA, es el TSP (True Shooting Percentage – Porcentaje de Tiro Real), que combina de manera proporcionada los porcentajes de tiro de uno, de dos y de tres, valorando ese 50% más de valor en el tiro de 3, y ese valor de menos en el tiro libre.

Es realmente el TSP un valor interesante que muestra quien es mejor tirador y, realmente, muestra qué jugador ofrece un valor más confiable a la hora de tirar a canasta.

En estos momentos, y sin tener en cuenta los jugadores que aparecen arriba de la lista con pocos partidos o pocos minutos jugados, se puede afirmar que el mejor tirador de la liga es, sin lugar a dudas, Kevin Durant (cosa que la mayoría puede que ya pensáramos sin ayuda de ordenadores).

Usage (o Usage Percentage)

estadísticas avanzadas

Es un indicativo que nos ofrece la productividad de un jugador en relación a la cantidad de posesiones que “utiliza“. Es decir, del total de su equipo, qué cantidad de posesiones “utiliza” él. Se incluyen en este cómputo todas las acciones ofensivas que un jugador realiza, tanto positivas, como negativas.

Para seguir con las personalizaciones, indicar que Westbrook es este año el jugador con un Usage más elevado, seguido del segundo “chupón” de la liga, DeMarcus Cousins.

El acceso a las estadísticas online de la NBA puede llevarnos horas de estudio, o de curiosidad, o de sorpresas, aunque siempre hay que tener en cuenta que las estadísticas de un jugador, por bien que sean individuales, siempre están influcenciadas por los cuatro compañeros con los que comparte cancha.

Estadísticas de Equipo

Aunque lo que más atrae a los aficionados son las estadísticas individuales, lo interesante para los especialistas y, sobre todo, para los entrenadores, analistas y equipos técnicos, son las estadísticas a nivel global o de equipo.

En esas estadísticas se puede bucear todo lo que se quiera para llegar a cientos de conclusiones diferentes, lo cual, hay que decir, se encuentra todavía en pañales.

Lo importante de las nuevas estadísticas, llevadas por un departamento de la NBA con todo tipo de avances, son las consecuencias que se irán sacando en un futuro, con las grandes bases de datos, o Big Data, y los sistemas, como el SAP, que pueden ofrecer conclusiones a partir de esas grandes bases de datos. Llegará el momento en el que, por ejemplo, las plantillas de los equipos se configuren a partir de las recomendaciones que hagan los ordenadores que analicen esos datos, según el sistema que se quiera implementar en la cancha. Por ejemplo, aunque pareciera una locura, los Houston Rockets siguen acumulando tiradores de trs puntos, y algúnpenetrador, dado que el juego de Harden de penetrar y doblar el balón al jugador librado, tras la línea de tres, ofrece unos réditos importantes. Mucho más elevados que el juego de combinación que se necesita con toques de todos los componentes, pases dentro-fuera, movimiento sin balón y movimiento del balón para encontrar el jugador con mejor opción.

Con las indicaciones de las estadísticas avanzadas, recordemos, maximizando el tiro de tres y el tiro dercano de dos, los sistemas intentan potenciar entradas a canasta, canastas sencillas con balón doblado y tiros de tres. Para eso, tener jugadores que puedan romper en penetración a canasta para ofrecer un pase para tiro cercano, o para tiro abierto, es fundamental.

Pero, por supuesto, los equipos también saben que tienen que defender esas opciones del contrario, y se preparan para ello.

Parece que, en el mundo del análisis estadístico a todos los niveles, caminamos en la dirección de tener un entrenador acompañado de analistas que le dirán en cada momento los quintetos a combinar en cancha, y hasta la mejor jugada a realizar dependiendo del momento del partido, nuestro quinteto, y el del contrario (quizá entrando en la ecuación algunas variables más).

Consecuencias de ese estilo de juego

Otras implicaciones, cada vez más importantes de este nuevo estilo de juego, son, como hemos apuntado escuetamente, las estretegias defensivas de los equipos.

En los últimos años, han surgido nuevas ideas a la hora de plantear las defensas. O, más bien, ciertas ideas para no tener que plantear defensas demasiado buenas. Sobre todo, cuando lo que tienes es un grupo de tiradores que no son buenos defensores. Y, aunque parezca raro, hoy en día conocemos que es más bajo el porcentaje de ataques que acaban en canasta tras recibir canasta a su vez el equipo contrario (y tener que sacar de fondo), que en cualquier otra opción que suceda con nuestro ataque. Evidentemente, cualquier pérdida de balón o tiro fallado que no acabe en rebote ofensivo por nuestra parte es una mejor opción del contrario para encontrar nuestra defensa mal situada y anotar con mejores opciones.

Otra consecuencia de la mayor tendencia a tirar de tres o de dos en tiros de alto porcentaje es que la forma en la que se producen los rebotes defensivos ha cambiado. Los rebotes tras tiro de dos fallado han disminuido en cantidad. Los tiros cortos se suelen anotar. Hay menos tiros de dos de media distancia.

Los rebotes tras tiro de tres fallado también han modificado su calidad, ya que hay muchos más tiros de tres, lo que implica que hay más rebotes largos. Igualmente, que un equipo ataque con cuatro, y hasta los cinco jugadores abiertos, en principio implica un major balance defensivo en potencia.

Números para todo

Las páginas de estadísticas avanzadas online ofrecen un sinfín de datos que pueden y, de hecho, son aprovechables para los cada vez más numerosos grupos de analistas de cada franquicia.

En la misma página de la NBA, en el margen derecho, encontramos una columna completa con otro tipo de estadísticas avanzadas, aunque éstas ya son de un tipo que hace algunos años que se utilizan más.

Aquí tenemos acceso a las posesiones en el poste que juega cada equipo, las posesiones alrededor de la línea de tiros libres (elbow, para los americanos), toques dentro de la zona (touches in the paint) y varias otras estadísticas que van a satisfacer la curiosidad o, en otro casos, servir de respuesta a la mayoría de preguntas y dudas que los aficonados tienen al seguir la temporada. Seguiremos tratando este tema, y lo haremos en un próximo artículo en relación a la versatilidad en el baloncesto moderno.

Saludos y… hasta ese momento…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s