Un juego donde los centers tiran triples  y los bases penetran

David Fizdale, entrenador de los Grizzlies, le dijo a Marc Gasol en la pretemporada que, si este año quería jugar los mismos minutos que venía jugando habitualmente en el equipo con los entrenadores precedentes, tenía que tirar de tres en más ocasiones. No es que fuera eso un gran problema para Marc, del que es conocida su prodigiosa muñeca desde sus 16/17 años, pero tenía de verdad que centrarse en ser una amenaza desde esa distancia.

La historia, que hace unos años no hubiera tenido lugar, es ahora habitual en los equipos NBA. Se busca el “spacing”, o espaciamiento, en el cual los jugadores de ataque tengan todos la capacidad de hacer daño a la defensa rival desde cualquier punto del campo. No es, ni más, ni menos, que conjuntar un equipo en el que los cinco componentes muestren la triple amenaza (pasar, tirar o botar) para que la defensa tenga mayores dificultades a la hora de minimizar vías de anotación.

ball-1270395_640

Se busca que los cinco jugadores tengan el talento suficiente como para invertir posiciones. De esa manera, un pívot recibe de su base o escolta nada más llega a campo de ataque, lo cual ya es un cambio y exigencia para ellos. Tienen que incorporarse inmediatamente con sus compañeros (ya no vale eso de que el cinco llegaba al ataque después que los otro cuatro). Una vez con el balón, los pívots pueden directamente lanzar si el defensor no se acercado lo suficiente para defenderlo. O, normalmente, amenazará con el tiro para buscar el pase, pero habiendo obligado al defensor contrario a dejar libre la zona.

Los 2X2 con los interiores han cambiado mucho. Si antes se buscaba mucho el bloqueo y continuación con el cinco hacia dentro, o con el cuatro para el pick n’pop (bloqueo y tiro), hoy en día las variantes son infinitas, y el bloqueo y tiro con un exterior y el cinco es habitual. La idea principal es que la defensa tenga que pensar en cuantas más opciones de ataque, mejor, para que no puedan anticiparse al ataque, y el ataque tenga distintas opciones, con lo cual existe la posibilidad de no repetir acciones durante bastantes jugadas.

El famoso “Spacing”

spacing

Todo esto está completamente en relación con el tema que tratamos en nuestra última entrada. El spacing es la filosofía actual absolutamente imperante en el baloncesto, y se fundamenta en el hecho que los tiros de tres, las canastas de dos desde posiciones cercanas y la consecución de tiros libres son las formas de anotación más interesantes para un equipo. El tiro de tres tiene un 50% de valor añadido, con lo que el riesgo de intentarlo merece la pena. Los tiros de dos desde cerca, evidentemente, siguen teniendo un enorme valor. Y los tiros libres son una manera sencilla de conseguir puntos, con valores añadidos: tus jugadores descansan y están bien posicionados para la siguiente defensa. En general, un tiro de tres, un tiro de dos cercano (casi siempre acaba en canasta) y un tiro libre son situaciones “convenientes” para el equipo que ataca cuando se piensa en la siguiente defensa, ya que el equipo siempre estará en mejor disposición de bajar a defender.

yu-shuai-10-1821021_640

Si nos fijamos en los jugadores interiores cotizados, tanto los hermanos Gasol, como Nicola Vucevic, el mismo Brook López, Frank Kaminsky, Myles Turner, Alex Len o incluso Valanciunas son capaces de lanzar desde fuera. Ya sea de dos o de tres, estos hombres altos, y algunos otros, pueden abrir las defensas. En muchos casos ya no es tanto la posibilidad de anotar de tres, sino de significar una amenaza alejados de la canasta para que la defensa se vea obligada a abandonar las inmediaciones del aro. Eso permitiría a los compañeros llegar hasta debajo del aro driblando o cortando sin balón para recibir.

Jugadores “anticuados”

Sabemos que el basket moderno pone al alza a cierto tipo de interiores, mientras que baja enormemente el valor de otros. Jugadores como DeAndrè Jordan, Javale Mcgee, Dwight Howard, Tristan Thompson, Marcin Gortat, Andrè Drummond, Hassan Whiteside y otros pasan a tener cada vez menor valor en el basket de hoy. El bueno de Al Jefferson, con su gran juego de pies, ha pasado a ser un dinosaurio en la liga. Y es que hay jugadores que, dentro de su restricción de aportaciones al basket de hoy, aún tienen otras en las que son sobresalientes: intimidación, rebote defensivo, rebote ofensivo, gran defensa. Pero hay otros que, a pasos agigantados, se están quedando en jugadores de un “baloncesto del pasado”.

Lo que sin embargo llama la atención es que, los equipos que más triples lanzan de la liga, y que basan más su juego en el baloncesto con posiciones intercambiables, siguen jugando con centers natos. A parte de defensa y rebote, aportan poco más al juego de ataque de su equipo. Los Warriors con Pachulia y McGee, los Cavaliers con Thompson, los Celtics con Johnson y Horford, o los Rockets con Hilario y Capela son los equipos de la competición que lanzan más de fuera y, sobre todo, que basan su juego más en un baloncesto total, con jugadores que intercambian posiciones, y contra los que las defensas no pueden hacer gran cosa, ya que deben “entregar” parte de sus estrategias defensivas si no quieren verse superados en todas las zonas de ataque. Desde luego, los cuatro son equipos de éxito. Los Celtics y Rockets parecen situados por encima de sus posibilidades iniciales, mientras que Warriors y Cavs están al menos en su tercera temporada cosechando éxitos con un estilo de juego extremo. Excepto los Celtics, con Horford, los otros tres utilizan centers clásicos.

Razones para el éxito de estos equipos

estadísticas avanzadas

¿Cómo podemos explicar entonces el éxito de estos equipos? Podriamos dar dos razones.

La primera es que estos jugadores permiten a los otros cuatro despreocuparse de ciertos aspectos del juego y, por tanto, centrarse en otros aspectos que tiene una repercusión estadística mayor.

La segunda es que no juegan, ni mucho menos, todos los minutos del partido, sino que tienen compañeros de banquillo que ofrecen otras opciones de más versatilidad en momentos puntuales. Normalmente, en los momentos importantes de los partidos.

Seguiremos hablando del tema en otras entregas.

¡Hasta la próxima!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s